UNA MUJER EN EL CRUCE DE LOS ANDES

Tapa Una mujer en el cruce de los Andes

ENTRENAMIENTOS DE COMBATE

—Elija un arma.

—Me da igual, nunca usé ninguna de las dos— le informó la muchacha, en tanto que se alzaba de hombros con desinterés.

—Entonces comenzaremos con la bayoneta— decidió él, al tiempo que le ponía el arma en la mano, se alejaba a unos diez metros de distancia, se paraba con los brazos y piernas abiertos y volvía a ordenarle: —Ahora atáqueme soldado.

—¿Qué? ¿Uste´se fumó una pipa de opio o qué? —lo interrogó la joven con gesto incrédulo.

—¡No me cuestione y atáqueme! —repitió el oficial con voz de trueno.

Mechi pensó que este tipo era el mismo sinvergüenza que le había estado arrastrando el ala y haciéndola ilusionar sabiendo que era casado, el mismo metiche culpable de que terminara aplastada por los leños y el mismo mandón que era capaz de descubrirla y arruinarle los planes, así que, con el enojo que le había empezado a hacer hervir la sangre, le respondió:

— Si usted insiste…— y se lanzó a toda carrera hacia donde él estaba, rifle en mano y con la sana intención de hacerle un leve corte con la bayoneta en una pierna, para desquitarse por los problemas que le había causado y por los que podría llegar a causarle.

El capitán lo esperó a pie firme y, cuando vio que el mocoso se encontraba a un metro de distancia, giró veloz hacia un costado y lo hizo pasar de largo. Lo complicado fue que, el fuerte envión que traía el petiso y la dirección demasiado baja de su bayoneta hicieron que esta se terminase enterrando en el piso y haciendo que su dueño rebotase, diese una cómica voltereta en el aire y cayese al otro lado, de espaldas contra el suelo y con un alarido de dolor, en tanto que generaba un respetable ruido y levantaba una consistente polvareda a su alrededor.

Para ese momento, Juan no sabía si imitar a sus hombres y tirarse al piso para descostillarse de la risa o actuar como correspondía a un superior e ir a ayudarlo. El decoro pudo más y, carraspeando para tratar de disimular las carcajadas propias, porque las ajenas le atronaban los oídos, fue hasta el soldado caído y le tendió una mano para tratar de levantarlo mientras le preguntaba: —¿Se encuentra bien?

—No…puedo…respirar… —le respondió la muchacha con un quejido y la mirada vidriosa, en tanto que tenía una sensación de incendio en los vapuleados pulmones. Luego inspiró con cuidado y, cuando pudo volver a hacer ingresar el aire en su organismo, le reprochó con el ceño fruncido: —¡Tramposo!

—¡Ja! ¿Es que se creía que lo iba a dejar ensartarme como a un churrasco? No mi hijito, lo que yo hice es exactamente lo que van a hacer los entrenados militares realistas si intenta atacarlos de una forma tan absurda, por eso es prioritario que usted aprenda a embestir y a defenderse. Y otra cosa, si de veras quiere evitar que lo maten, apunte a los órganos vitales de su enemigo. En la guerra no hay lugar para la compasión —le respondió el capitán, mientras se agachaba junto a su subalterno, le pasaba la mano por debajo de la espalda para ayudarlo a enderezarse y lo miraba con un gesto de pena que contradecía lo que acababa de decirle.

Anuncios

TENÍA QUE SER YO, DE CHRIS DE WIT

Tenía que ser yo (Spanish Edition) de [de Wit, Chris]

Hermosa historia. Tierna, sencilla, humana, sentida. María Cristina y Nikolaj son dos personas que se encuentran con un océano de por medio, que cargan con el dolor y la desconfianza por un fracaso amoroso anterior, pero que, pese a todos los obstáculos, deciden apostar a una nueva e intensa relación que cambiará la vida de ambos y les traerá alegría y bienestar. Para los que todavía creemos que el verdadero amor puede llevarnos a superar todos los obstáculos que se interpongan. ¡Felicitaciones a su autora!

Comentario de PROMETÍ DESTRUIRTE, AMOR; de Raquel Mingo.

Prometí destruirte, amor (Los peligros de enamorarse de un libertino 1) de [Mingo, Raquel]

Tal y como lo esperaba, esta autora jamás me defrauda. La historia de amor entre Kana y Reskan es épica. Tan intensa, apasionada y rebelde como su propia protagonista, la trama de novela me atrapó de principio a fin, al igual que ese príncipe valiente, bello y seductor. Sólo me descolocaron, en algunos momentos, las licencias que la autora se tomó, según aclara en el final, lo cual hacía que la forma de pensar y actuar de algunos personajes, sobre todo la crueldad y sadismo de Riork, me transportaran a la plena Edad Media, pero luego aparecían elementos y actitudes más propios de la Edad Moderna que me desorientaban en cuanto al tiempo histórico y hacían que me costase reingresar al mundo ficcional del relato. Sin embargo, esto no me impidió disfrutarlo desde la primera a la última palabra. Para finalizar, pienso que secundarios tan fuertes y bien delineados como Dacross y Helailla prometen una maravillosa continuidad a la saga. ¡Muy buena novela! La recomiendo de corazón.

PRINCESAS SIN CORONA. Antología.

No suelo leer relatos cortos, porque me gusta que la historia y el trabajo psicológico sobre los personajes se desarrolle más en espacio y en tiempo, pero, a pesar de eso puedo decir que es un muy buen libro y basado en una idea muy original. Reúne relatos basados en historias tradicionales de heroínas y princesas de los cuentos clásicos pero llevadas a ambientes y situaciones actuales y con el amor como eje fundamental de la vida. No los disfruté de forma pareja. La verdad es que unos pocos me parecieron pasables, pero la mayoría me robó el corazón y me dejó deseando ver esa historia continuada y ampliada en una novela extensa. Me encantaron Saliendo a la luz, Despierta al fin, En el fondo del mar, Corazón salvaje y Una rosa para la bestia. Sin embargo, Un Dakar con sorpresa, Entre las dunas del destino y El amor no requiere tiempo me resultaron sencillamente maravillosos y dignos de ser llevados a una historia mayor. Felicitaciones a las autoras.

Cómo seguir una (mi) página de Facebook

solo DÍAZ DE TUESTA

Portada de mi página de Facebook. Los autores de mi época, no sé si escribir, escribiremos, pero perder el tiempo en promoción, un rato largo, ;DDD

Voy a dejar el tema del machismo en la novela romántica para otra semana. Ahora mismo, prefiero hablar del tema terrible de la página de Facebook.

Si tienes mucha prisa, pasa hasta el gráfico numerado de mi página (uno como este), que encontrarás más abajo: es lo que más interesa. Pero, si tienes tiempo, acompáñame en estas reflexiones que he hecho y coméntame lo que te parezca. No dudes en corregirme si crees que me equivoco en algo.

Todos hemos oído hablar del famoso algoritmo que implantaron para que tu página no se vea, si no pagas. Y yo puedo entender, de verdad que sí, que una empresa privada, lo que busca es hacer negocio. Pero, está claro que ya con…

Ver la entrada original 1.462 palabras más

Reseñas diciembre 2017

Yo leo Erótika

En diciembre del año pasado decidí volver a dar mis opiniones sobre las novelas que leía, aunque también tomé la decisión de no renovar el blog, así que, dado que las páginas de Facebook son una auténtica porquería si no sueltas dinero (hay que echarle billetes para que funcionen), decidí probar en Instagram. Y va muy bien. Es una red social dinámica y se suele llegar a la mayoría de seguidores sin necesidad de esfuerzo.

Pero…

¡Ay, los peros!

Lo que ocurre es que también hago muchos repost de autoras que promocionan sus novelas, por lo que mis reseñas se quedan escondidas entre un montón de portadas. Por eso he decidido ir reuniéndolas aquí.

Cada X tiempo, lo que viene a ser cuando tenga ganas, haré un copia pega de mis opiniones tal y como las publiqué en su momento en Instagram.

Por cierto, si me queréis seguir allí, buscadme…

Ver la entrada original 1.898 palabras más